Gestiona el cambio, apre(he)nde

“En un mundo que se mueve continuamente, quien no avanza, retrocede”

 
¿Te has hecho alguna vez estas preguntas relacionando las palabras aprender y cambio?:
• ¿Aprender para adaptarse al cambio?
• ¿Aprender del cambio?
• ¿Cambiar la manera de aprender?
• ¿Es fácil aprender en un momento de cambio?
• ¿Hay que aprender cosas nuevas o hay que aprender de una nueva forma?

Nuestra crisis es el mayor escenario de cambio al que nos hemos enfrentado, y no saldremos de ella hasta que no hayamos identificado en que ha consistido:

• Podemos verla como un socavón en el suelo, con el que hemos tropezado y del que hay que salir lo antes posible para seguir andando y recuperar la situación anterior al tropiezo.

• Pero debemos entenderla como un aviso de que por el camino que íbamos no era bueno, que hay que elegir un camino diferente al anterior.

Tenemos que descubrir nuevas rutas hasta encontrar ese nuevo camino de forma competente.

Necesitaremos nuevos procesos basados en el aprendizaje de forma permanente, de manera que, aunque los sistemas estén en proceso de redefinición a medio y largo plazo, las personas aprendamos a establecer sistemas de actualización y desenvolvimiento efectivo en el momento, el periodos de corto y medio plazo, respondiendo a necesidades concretas, individualizadas y contextualizadas.

Porque somos el principal activo del mercado laboral. El Capital Humano es fuente de conocimiento, imprescindible para su aprovechamiento por las empresas en la búsqueda continua de nuevas rutas y propuestas de crecimiento y mejora competitiva.

Podemos identificar 3 tipos de conocimiento:

1. Conocimiento Estructural: Es sinónimo de Información. Es una representación del conocimiento. La documentación de un sistema de gestión, los sistemas informáticos, las bases de datos… manuales, guías.

2. Conocimiento Explícito “Saber qué”: Es información que está en la mente de las personas. Como tal información se puede transmitir o plasmar de forma sencilla, convirtiéndose entonces en conocimiento estructural.

3. Conocimiento Tácito “Saber cómo”: Es el conocimiento en sentido estricto. Es la esencia de la capacidad para resolver problemas y alcanzar objetivos. El conocimiento tácito está presente en la definición de estrategias, la identificación de oportunidades de nuevos negocios, de nuevas tecnologías, de sugerencias de mejora,… por lo tanto los sistemas de gestión de información no pueden gestionar por sí solos este conocimiento. Este conocimiento sólo se puede transmitir a los individuos a través del aprendizaje. El Conocimiento Tácito es una cualidad adquirida mediante un aprendizaje. Se “aprehende” la información, asimilándola, desarrollando esquemas mentales que utilizamos para interpretar la información. Cada individuo genera su propio conocimiento mediante el aprendizaje. «Conocemos más de lo que podemos decir»

Sólo aquella persona y aquella empresa-organización que sepa identificar, evidenciar, gestionar, transmitir y compartir su conocimiento, en sus tres niveles, tendrá las claves para salir de cualquier situación de crisis, y sabrá analizar necesidades de manera que:

• estarán preparados para realizar trabajados y tareas que aún no existen
• sabrán utilizar y diseñar herramientas que aún no han sido inventadas
• resolverán problemas que aún no han sido planteados

El/la profesional del futuro (ya presente) es una persona co-competente que

• Construye relaciones
• Desarrolla habilidades
• Fomenta la participación
• Está en estado permanente de aprendizaje

Las empresas y organizaciones son un conjunto de profesionales, por lo tanto, serán co-competentes cuando gestionen su capital humano, sus conocimientos y se transformen en organizaciones que aprenden.